NOTICIAS

PALACIO DE CORREOS

ENERO 2013
ENAS ENAS ENAS ENAS ENAS ENAS


Obra: Centro Cultural del Bicentenario

Cliente: ESUCO SA-RIVA SA UTE

En esta obra nuestra participación principal es la provisión de Cercos Metálicos de Obra, cuya colocación está a cargo del cliente y de andamios para restauración de fachada montados por nuestro personal especializado.

Cada una de las cuatro caras del Palacio tiene una superficie a tratar de aprox. 5000m2 y el comienzo fue por la fachada Sarmiento para permitir su inauguración el 25 de mayo de 2010, con los festejos del bicentenario.

La fachada Sarmiento tiene la ventaja para nuestra actividad de la baja circulación peatonal, más aun luego del cierre para utilización como obrador del Palacio y de la ampliación del Subte E.

La fachada tiene tres sectores diferenciados dos laterales que siguen la tipología general y un sector central, entrada principal del Palacio con un sector de columnas y una cúpula que recibió un importante trabajo de modificaciones estructurales y cambio de techado

.El andamio provisto está compuesto por un basamento de material multidireccional, que facilita saltar los obstáculos de nivel vereda, hasta aprox. 6,50m de altura donde se ubica una pantalla protectora, con superficie de terciado fenolico, y allí se comienza con el clásico sistema prearmado.

Sobre las aberturas y retiros de la fachada se aproximaban estructuras tubulares y multidireccionales para recibir tratamiento local. Los solados están básicamente conformados por tablones metálicos con uñas, generando áreas de trabajo sin resaltos. Se proveen escaleras de acceso con peldaños, montados en zigzag interiormente a torres adyacentes al andamio.

Dos ítems importantes en esta obra que se definieron en esta primera etapa son: los amarres al edificio y el revestimiento exterior.

Los andamios de fachada basan su estabilidad estructural en las vinculaciones al edificio, conocidos como riostras o amarres, que en trabajos habituales de corta duración pueden efectuarse mediante codales sobre aberturas, trabas tubulares o brocas de expansión. En este caso, si bien el andamio crecía mediante amarres transitorios con codales sobre aberturas, inmediatamente se trabajaba desde el mismo andamio perforando la fachada a cada 10m2 de superficie y adhesivando con resina epoxi, tornillos de acero inoxidables que permanecerán en la fachada del edificio para futuros trabajos.

A estos anclajes se atornillaban placas con un tubo soldado, el que a su vez estaba vinculado (cada aprox. 3.66m de altura) a líneas de vigas reticuladas horizontales a las que se unían los parantes del andamio. Para verificar la resistencia de los anclajes a la mampostería se efectuaron ensayos de cargas, por parte de los laboratorios especializados.

La cúpula de Av. Alem es de menor volumen que la de Av. Sarmiento, pero el comienzo de la demolición del centro del edificio hizo necesario la instalación de la otra plataforma en voladizo, sobre el contrafrente, materializándose un andamio envolvente para acceder a la superficie del techado. En resumen, no se trata únicamente de un andamio grande sino uno que salva muy particulares situaciones de acceso resueltas con materiales y técnicas modernas.